diciembre 31, 2007

La prensa argentina quiere enlodar el nombre de García Hamilton


Hace unos día atrás después del estallido del escándalo de las maletas con dinero provenientes de Venezuela que tan nerviosa puso a la presidente Cristina Kirchner, el Congreso de la Nación Argentina aprobó una declaración de repudio contra los Estados Unidos, acusándolos a estos de tener un complot para desestabilizar a la nueva presidente. La declaración fue aprobada por la mayoría de congresistas que tiene el gobierno en ambas asambleas del Congreso, pero no tuvo el apoyo de los legisladores opositores. El gobierno intentó crear una parodia en la cual el Congreso interpelaba a los ministros del gabinete, pero era todo una farsa, las preguntas estaban pactadas de antemano, y los diputados y senadores opositores no tuvieron libertad de preguntar.

El diputado por Tucumán José Ignacio García Hamilton, uno de los pocos respetables miembros del Congreso, dejó en claro que esto se trataba de una farsa; que la acusación contra los Estados Unidos y su gobierno no tiene fundamentos porque no está probado que exista ese supuesto “operativo basura”, y que toda la sesión de las cámaras era una cortina de humo para desvincular al gobierno de un acto delictivo en el que está involucrado. Los medios de prensa argentinos tan corruptos e inmorales como la clase política de este país, todos izquierdistas involucrados en violaciones a los derechos humanos y vinculados a bandas subversivas y al terrorismo; que hablan u ocultan la información según el monto de los sobornos que reciben, ven en este diputado de derecha, conservador, un enemigo que deben destruir. El diario intenta enlodar el nombre del diputado diciendo: García Hamilton se puso a favor de Estados Unidos.

Por suerte existe Internet y los blog para quitarles el monopolio a estos gángsteres de la prensa.

1 comentario:

FZeroX dijo...

Bueno, supongamos que García Hamilton se puso del lado de Estados Unidos... se puso de lado del país de poderes independientes, que intentan buscar a los jefes de este nuevo sistema de reparto de favores en forma de valijas... a mí no me parece un mal partido el lado de la justicia real, la encabece quién la encabece, por más que en esta argentina desesperación de ser buenos y mejores no nos guste estar del lado de los sucios, o al menos que nos digan que estamos sucios.

O en otras palabras, el Presidente George W. Bush dijo bien claro "Están con nosotros, o están con los terroristas", y el ex-Presidente a los besos y abrazos con Chávez y las FARC dejó muy en claro de qué lado estamos nosotros, o al menos de qué lado él obligó a 40 millones de personas a ponerse.

Saludos, Feliz 2008 y esperemos que aunque sea un poco cambie todo esto.