marzo 06, 2013

Acerca de la Legitimidad de la Representación Política

Pero estos hombres que claman y ejercen este dominio absoluto e irresponsable sobre nosotros, no se atreven a ser consistentes, y decir que son nuestros amos, o que les pertenecemos como propiedad. Ellos dicen que son sólo nuestros servidores, agentes, defensores, y representantes.
Pero esta declaración implica una absurdidad, una contradicción. Ningún hombre puede ser mi servidor, agente, defensor o representante, y ser, al mismo tiempo, incontrolable para mí, e irresponsable ante mí por sus actos.

Si yo lo hice incontrolable por mí, e irresponsable ante mí, ya no es mi servidor, agente, defensor o representante. Si le di poder absoluto e irresponsable sobre mi propiedad, yo le di mi propiedad. Si le di poder absoluto e irresponsable sobre mí mismo,
lo hice mi amo, y me di a él como esclavo. Y no es importante si lo llamo amo o esclavo, agente o propietario. La única pregunta es, ¿qué poder puse en sus manos? ¿Fue un poder absoluto e
irresponsable? ¿O un poder limitado y responsable?

Todavía hay otra razón por la que no son ni nuestros servidores,
agentes, defensores, ni representantes. Y esa razón es, que nosotros no nos hacemos responsables de sus actos. Si un hombre es mi servidor, agente o defensor, yo necesariamente me hago responsable de todos sus actos cometidos dentro de los límites del poder que yo le confié. Si le he confiado, como mi agente, o poder absoluto, o cualquier poder, sobre las personas o
propiedades de otros, de esa manera me hago necesariamente responsable ante aquellas personas por cualquier daño que él pudiera ocasionarles, mientras que él actúe dentro de los límites del poder que le otorgué. Pero ningún individuo que pudiera ser perjudicado en su persona o propiedad, por actos del Congreso, puede ir a los electores individuales, y responsabilizarlos
por estos actos de sus supuestos agentes o representantes. Este hecho prueba que estos pretendidos agentes del pueblo, de todos, son realmente los agentes de nadie.

- Lysander Spooner, "Sin Traición: La constitución sin autoridad" (1870)

2 comentarios:

Sine Metu dijo...



http://www.youtube.com/watch?v=Ur-6FU5oQkI

The Major Problem, extracto de Hitchhiker's Guide to the Galaxy.

emy grant dijo...

Saludos.
Los semejantes se atraen. Pero, "semejante" no significa con nada ... "identico".
Me gusta tu blog. Nuestros pensamientos orbitan por longitud de ondas cercanas y por esto nos hemos intersectado. Mi forma de pensar va, en su camino un 90% pisando paso a paso por donde he descubierto que se ha pasado y Ayn Rand pero quedan cosas por lo cual hemos encontrado una ramificaciò. de calles y se ha ido cada uno por lo suyo. Mi opinion sobre la existencia de Dios es diferente y
de la opinion de Ayn Rand y de la opinion religiosa. Con tigo tambien encuentro muchas cosas comunes pero en lo que se trata
de el "estado" no comparto.
Que no seamos capaces articular
un estado eficiente, es una evidencia, pero que una forma "sin estado" no es, objetivamente hablando, posible, es otra evidencia. La palabra "politica" tiene un monton de sinonimos pero el mas cercano es "mediaciòn", y sin mediaciòn la vida (incluso humana) no es posible. He empezado "amueblar" una pagina web que se llama "ego-objetivismo". Por momento no sale en las busquedas pero espero que va funcionar. Algun dia, si quieres, te invito a ver mis opiniones (aunque el español lo estoy manejando muy mal) Saludos.